Inicio / Noticias Internacionales / Imágenes de satélite muestran nuevos sistemas de armamento en las islas artificiales de China

Imágenes de satélite muestran nuevos sistemas de armamento en las islas artificiales de China

Las nuevas imágenes de satélite publicadas ayer por un think tank estadounidense apuntan a que China ha instalado armas defensivas “significativas”, incluyendo sistemas antiaéreos y antimisiles, en siete de las islas artificiales que ha edificado en los últimos años en el disputado Mar de China Meridional.

La Iniciativa de Transparencia Marítima en Asia (AMTI en inglés) señaló que sus conclusiones contradicen las declaraciones hechas previamente por las autoridades de Pekín, cuando aseguraban que no tenían intención de militarizar unas islas que se localizan en una ruta comercial estratégica mundial y cuya soberanía es reclamada por varios países.

Las nuevas imágenes, tomadas entre junio y noviembre, muestran una serie de estructuras hexagonales erigidas en cada uno de los siete islotes artificiales construidas a partir de protuberancias y arrecifes de tierra mucho más pequeños en el archipiélago Spratly. Para AMTI, se trataría de armamento antiaéreo y sistemas de artillería antimisiles (CIWS en inglés), diseñados para protegerse de ataques con misiles y de la aviación del enemigo.

“Estas armas y los probables emplazamientos de CIWS demuestran la seriedad de Pekín sobre la defensa de sus islas artificiales en caso de contingencia armada en el Mar de la China Meridional”, señaló este think tank, que forma parte del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS) con sede en Washington. “Entre otras cosas, serían la última línea de defensa contra los misiles de crucero lanzados por EEUU u otros contra estas bases aéreas que pronto estarán operativas”, dijo en referencia a otras fotos previas que mostraban la construcción de hangares para aviones en las islas.

El director de AMTI y experto en el sudeste asiático, Greg Poling, apuntó que observar la acumulación de equipamientos militares chinos en la zona – que incluyen bases aéreas, sistemas de radar y comunicaciones, instalaciones navales y armamento defensivo- ha sido como ver las piezas de un rompecabezas juntas. “También espero que veamos misiles anticrucero”, dijo a AFP. “Están empezando a tener anillos de defensa entrelazados alrededor de estas islas, lo que extiende la capacidad de China para proyectar su poder hacia el sur”.

China ha asegurado en multitud de ocasiones que sus trabajos de construcción militar en estos terrenos están limitados a dotarse de un sistema de defensa necesario. Sin embargo, EEUU ha criticado a Pekín por lo que considera una militarización de estos puestos de avanzada marítimos en la región, y ha subrayado repetidamente la necesidad de garantizar la libertad de navegación, para lo que ha realizado periódicamente patrullas navales y aéreas en la zona que han irritado enormemente a las autoridades comunistas.

“Los chinos pueden argumentar que es solo para propósitos defensivos, pero si están construyendo gigantescos emplazamientos de armas antiaéreas y CIWS, eso significa que se están preparando para un futuro conflicto“, apostilló Poling a Reuters.

El recién elegido nuevo presidente de EEUU, Donald Trump, también ha criticado el comportamiento de China en esta región marítima, y ha dejado ver que podría adoptar un enfoque más duro que el de Obama al tratar sobre este asunto.

Funcionarios y diplomáticos se preguntan estos días acerca de cuál va a ser la política de Trump con respecto a China y a esta región asiática, sobre todo a raíz de su conversación telefónica con la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, y sus declaraciones sobre la política de “una sola China” que han causado honda preocupación y enfado en Pekín. Todo ello en un momento en el que países de la zona considerados aliados hasta hace poco como Malasia o Filipinas parecen estar acercándose al país comunista en detrimento de su relación con EEUU.

La revelación de estas imágenes se produjo el mismo día que el encargado de las operaciones militares estadounidenses en Asia-Pacífico, el almirante Harry B. Harris Jr., asegurara en Australia que el compromiso de su país con la región continuará cuando Trump asuma oficialmente la presidencia en enero, así como lo hará su oposición a la expansión de Pekín en el Mar de China Meridional. “Pueden contar con América ahora y en el futuro”, subrayó en su alocución.

Sus palabras hallaron eco al poco rato en China. Allí, el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, pidió a los EEUU que mantengan su promesa de no inmiscuirse en el asunto del Mar de China Meridional y que contribuyan a la paz y la estabilidad de la región.

Además de China, Filipinas, Brunei, Malasia, Vietnam y Taiwán reclaman la soberanía de diferentes partes de estas aguas, que se cree que albergan ricos yacimientos de gas y petróleo además de abundantes recursos pesqueros. Pekín basa sus reivindicaciones territoriales en controvertidos documentos históricos, pero el fallo promulgado en julio por la Corte de Arbitraje de La Haya echaba por tierra sus argumentos asegurando que no existe base legal para ellos, una decisión que el gigante asiático se niega a reconocer.